El valor de un barrio para el desarrollo de toda Almería y la importancia de la pesca, en una época en que era capital para la incipiente ciudad y los núcleos cercanos es lo que aborda el documental que Ginés Valera Escobar ha ideado junto a la autora de un trabajo de investigación sobre la zona que hoy ocupan las calles Martínez Campos-Gerona-Álvarez de Castro y el Parque Nicolás Salmerón con el auspicio y coordinación del miembro del IEA el trabajo de histórico de Beatriz Usero Cruz que dirigió Juan José Tonda Manzano, se hace documental con la grabación, producción y postproducción ha corrido a cargo de Global Media Audiovisual SL. Trabajo financiado por el Instituto de Estudios Almerienses (IEA).
El trabajo amparado por el organismo de la Diputación de Almería se titula ‘Origen y desaparición del Barrio de Pescadores al Sur de Almería. De Arrabal extramuros a Parque Nuevo’ y sobre el mismo el diputado de Cultura y Cine, Manuel Guzmán ha resaltado la importancia que tienen estos documentales. “La imagen ocupa un papel fundamental en la sociedad actual y por ello este documental que se centra en una etapa de Almería y en un espacio concreto hará que las nuevas generaciones conozcan la importancia que tuvo el barrio y sobre todo el valor que tenía la pesca entonces en esta ciudad”.
El director del IEA, Francisco Alonso ha subrayado la importancia de un documental sobre el barrio de Pescadores. “El IEA trabaja en la realización de una serie de documentales donde se quiere hacer énfasis en la relevancia que tuvieron para la provincia de Almería circunstancias o hechos que son considerados memorables. En este caso nos centramos en un barrio que tuvo una gran importancia desde el siglo XVIII y que hoy como tal ya no existe. Este documental nos sirve para conocer mejor esa parte de la ciudad que fue muy importante y más tratándose Almería de una ciudad donde la pesca fue y es fundamental”.
El coordinador del documental, Ginés Valera sostiene que “tomando como base el trabajo fin de grado para la Universidad de Sevilla de la Investigadora Beatriz Usero, tutelado por el Historiador Juan José Tonda, enseguida contacté con ellos para dar a conocer a los almerienses en forma amena de documental la desconocida transformación del Barrio de Pescadores en Parque Nuevo”.

El Barrio de Pescadores que hoy es centro administrativo y residencial

El denominado ‘Barrio de Pescadores’ surgió en el siglo XVIII al Sur de Almería como un arrabal costero y extramuros que albergaba en su origen viviendas humildes de Pescadores y cobertizos para sus barcas, situado entre la Puerta del Mar y la Torre del Obispo. Con el derribo de la muralla en 1855, el Fuerte de San Luis y el Baluarte de la Trinidad, la construcción del Puerto y la urbanización de la huerta conventual de los Dominicos, la Ciudad de Almería se abrió al mar y el ‘Barrio de Pescadores’ se consolidó como varias pequeñas manzanas con la calle Principal Pescadores, luego Aguilar Martell. Sencillas casitas y tabernas se sucedían con almacenes relacionados con el tráfico portuario.
En la época de la Dictadura de Primo de Rivera y posterior Segunda República se planteó la desaparición del Barrio por ofrecer un aspecto insalubre y bastante degradado a todo aquél que arribaba por mar a la Ciudad, para lo cual la Junta de Obras del Puerto inició las primeras expropiaciones de inmuebles y liberar y ampliar así el andén de costa.
La imagen desoladora del Barrio se acentuó más con los bombardeos de la Guerra causados por la Kriegsmarine y la aviación del bando sublevado y sus terribles efectos. Es por ello que acabada la Guerra Civil, en 1942 la Jefatura Provincial de Falange incluyó en el Plan de Reconstrucción de Almería la completa demolición de la zona comprendida entre la desembocadura de la Calle Real hasta Reina Regente y el Barrio de las Almadrabillas, al otro lado de la Rambla Belén, alojando a los Pescadores que allí residían en las nuevas y dignas viviendas de Pescadería construidas por la Dirección General de Regiones Devastadas y el nuevo Barrio de Pescadores, proyectado por Antonio Góngora Galera en el Zapillo.
Se trataba de embellecer esta privilegiada fachada al litoral de Almería manteniendo Casa Ferrera y construyendo la nueva Capitanía Marítima, prolongando el Paseo de San Luis y el Malecón o ‘Parque Viejo’, luego Parque de José Antonio, la nueva fuente de Los Tritones de Jesús de Perceval con un bonito diseño de ‘Parque Nuevo’ del Arquitecto Guillermo Langle para que los chiquillos y almerienses pasearan y recrearan entre frondosa vegetación, fuentes, estanques y pérgolas y escucharan música en directo en la rotonda de este tramo recién abierto, donde asomaban modernos bloques plurifamiliares ejemplo del desarrollismo  de los Arquitectos Cassinello, Langle, Góngora y Peña.
Mediante Decreto 31/2018, de 23 de enero, se inscribió el actual Parque Nicolás Salmerón en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Jardín Histórico. En esta zona del ‘Parque Nuevo’ destaca la Fuente de los Hombres del Mar, inaugurada en 1971 con motivo de la celebración de la III Semana Naval.
El Arquitecto Federico Castillo modificó los estanques, la lámina de agua y eliminó las pérgolas enladrilladas langlianas. El autor de la composición es el Escultor Marino Amaya, que también realizó la estatua a la Maternidad que puede contemplarse en la Plaza Virgen del Mar. La pirámide estilizada de la fuente desapareció con los años, el bajorrelieve representando una tragedia marítima fue trasladado al Palmeral del Paseo Marítimo hace unos años y lo único que se conserva es la figura del remero, que aún boga solitaria. En la actualidad, el Ayuntamiento de Almería ha planteado propuesta para ubicar junto a esta Fuente la “Columna Conmemorativa a los Mártires de la Libertad”.
La secuencia completa de transformación de este ya olvidado Barrio es muy poco conocida por los almerienses y merece ser puesta en valor a través de este audiovisual divulgativo que lo hará de forma amena y didáctica. El tema para la elaboración de este documental fue defendido por Beatriz Usero Cruz como trabajo fin de grado en la Universidad de Sevilla mereciendo la calificación de notable, con la denominación ‘Transformaciones Urbanas de los siglos XIX-XX. El Caso del Barrio de Pescadores de Almería’.