El mes de julio, que he cos pasado en base a los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE), pone los datos de Almería en las cercanías de lo que hubo en el verano de 2019, duplicando lo que arrojó el año pasado el primero de las restricciones sd ella pandemia decretadas en marzo de ese año.
Los establecimientos hoteleros de la provincia recibieron este mes de julio 2021 a 188.545 viajeros (de los que el 42% se decantó por Roquetas de Mar), esto supone un 85,8% más que en el mismo mes de 2020 y un 20% menos que en julio de 2019. De los turistas, 171.382 residían en España, es decir, el 91%; pues el turismo internacional está retraído por las medidas sanitarias que tiene que tomar al emprender un viaje y en el retorno; siendo los que llegan a la provincia primordialmente franceses y belgas.
En cuanto a las pernoctaciónes, en este mes de julio fueron 712.548, lo que supone una estancia media de 3,7 días por cada huésped, el 90,7% se debe a turistas nacionales como es lógico, y en este particular la cifra supone un 126,46% más de pernoctaciónes que en julio del pasado año y un 26% menos que en el de 2019.
En todo lo que va de 2021 el dato de movilidad por turismo y hospedaje es muy variado pues los cambios de medidas por la evolución de los contagios ha realizado épocas de puente muy variables. Retrayendo además por la acogida a los ERTES de establecimientos hoteleros. Entre todo el parque hotelero abierto este 2021 han venido en total 410.325 viajeros hasta julio, la mitad de lo que registraba en el mismo periodo de 2019 y el 48,2% más que de enero a julio del 2020.
Los datos ofrecidos por el INE cifran el número de hoteles abiertos este verano en la provincia en 198 establecimientos, equiparable a lo de 2020 más que a lo de 2019. Entre todos suman de media en julio un 56% de ocupación, frente al 33% que ofrecía julio de 2020. Duplicándose casi los contratados para atender los establecimientos, 2.434 en 2020 y 4.204 en este mes de julio.