Ni el obispo titular, ni el recién nombrado coadjutor: Gómez Cantero, presiden ningún culto

La patrona de Almería no tendrá romería, como cada segundo domingo de enero no se honrará su aparición en la playa de Torregarcía en el siglo XVIII donde se erigió su ermita en los años cincuenta, a quinientos metros de la atalaya desde donde la avistó el vigía Andrés de Jaén. Así este domingo 10 de enero no peregrinará desde su santuario en el centro de la capital a aquel paraje marítimo, ni le seguirán los fieles y los campistas por motivo de la situación del covid-19 y lo inadecuado de que se organicen concentraciones de personal.
La Hermandad de la Virgen del Mar ha organizado para ese domingo un serial de actos que comenzarán a las 9.00 horas en el santario de la capital con misa de romeros presidida por Fray José Barrado Barquilla, prior de los dominicos, a las 11.00 habrá otra misa e n el mismo altar, presidida por Fray Francisco Panera, siendo a las doce la misa oficial por el consiliario de las cofradías capitalinas, José María García Sánchez, cantándose en esta el himno de la Virgen del Mar, por la coral de su mismo nombre. De tarde, a las 17.00 horas se hará una oración para pedir por la pandemia, previo a la misa de siete.
Cabe destacar que no hay acto presidido por el aún obispo de Almeria Adolfo González Montes, que habitualmente presidía la misa concelebrada de las 12.00 horas. En la jornada del viernes 9, y por nombramiento papal se ha asignado como coadjutor de la diócesis al prelado palentino Antonio Gómez Cantero, que asume el cargo ante la inminente jubilación del hasta ahora titular que en noviembre de este 2021 cumple los 75 años, edad de jubilación de los obispos en sus diócesis. No obstante y con gran extrañeza la feligresía almeriense toma que teniendo 2 obispos ninguno presida la misa de doce de la onomástica de la aparición de la patrona, cuya hermandad tiene entre otros títulos el de pontifical.