El haltera ejidense David Sánchez -primer atleta ejidense en ir a dos JJOO consecutivos-, participa en el grupo A de competidores en la categoría -73kg, que comenzará a las 12:50 hora española (19:50 hora local en Japón).
Después de un periodo clasificatorio especialmente complicado, David, que en ningún momento ha perdido el foco en seguir con sus objetivos, finalmente competirá en el grupo A, al que acceden los atletas con mejor total y resultados.
Clasificación que estuvo en el aire hasta el último momento, ya que la Federación Internacional de Halterofilia (IWF), decidió introducir una “ligera variación” en los criterios de clasificación para Tokio 2020 a espaldas de las federaciones nacionales y a menos de un mes para que concluyese el proceso clasificatorio.
A pesar de todas las adversidades, el sueño de estar entre los 8 mejores está cada vez más cerca, sin olvidar que ya, por el simple hecho de estar compitiendo en el grupo señalado, estará disputando una final olímpica, mejorando su pole de salida respecto a las olimpiadas de Rio de Janeiro en las que participó en el grupo B obteniendo una muy buena 10ª posición; esta será la segunda participación de David en unos JJOO representando a El Ejido, Almería y España.
David Sánchez López (1994), que acaba de cumplir 27 años y de la manera más especial para un deportista de alto nivel, en la Villa Olímpica de Tokio 2020. Natural de Santa María del Águila, dentro del municipio almeriense de El Ejido, comenzó a practicar halterofilia junto a su hermano Manuel, allá por el año 2009, debutando en competición el 30 de mayo de ese mismo año, quedando en 11ª posición del campeonato de España Junior.
Desde ese momento su carrera no ha dejado de ir en ascenso, habiendo obtenido su última medalla de bronce en el europeo celebrado en Rusia este mismo año, y el resultado de ello es, que ya está listo para levantar sobre una tarima olímpica de nuevo.
En un deporte como la halterofilia, en el que se necesita desarrollar fuerza además de destrezas y actitud mental para el levantamiento, allá por el año 3600 a.C., en la antigua China, los emperadores realizaban pruebas de levantamiento de peso para demostrar su capacidad de liderazgo y poder. De la misma manera, los soldados imperiales debían realizar estas pruebas si querían ser parte del ejército, considerándose el levantamiento como una capacidad honorable que solo los mejores guerreros podían tener. Fue con Milón de Crotona en el siglo 6 a.C. en Grecia, que el levantamiento de grandes piedras sentó las bases de la actual halterofilia, que fue incluida como deporte olímpico en la primera olimpiada moderna celebrada en Atenas en 1896.
Es por lo que hemos de destacar que para la práctica de un deporte como el citado y estar en lo más alto, no solo es necesaria la fuerza, sino que es fundamental el talento, disciplina, afán de superación y compromiso con el alto rendimiento, atributos todos ellos, que no le faltan a nuestro protagonista, que asegura que “la halterofilia eres tú y la barra”. Cabe destacar por otro lado que es uno de los 39 deportistas andaluces que están en Tokio 2021.