A una semana de que en España con la muerte del gato ‘Negrito’, que tenía cuatro años, se confirmara como primer caso de gato infectado por coronavirus,  se ha expandido cierto miedo, pues es a la vez el sexto caso en el mundo, por ello diez gatos de otras tantas familias almerienses han ido a parar en una semana al Centro Zoosanitario que se encuentra en la Boca del Río, junto al Parque del Andarax.
Según ha confirmado la veterinaria María José Aguilar, que lo asiste junto a otros profesionales sanitarios, ha sido el pánico engendrado por la noticia lo que ha hecho que los dueños hayan tomado esta decisión de abandonar sus felinos domésticos, aunque en alguno de los casos también atisba «que ya tenían en algunos casos ganas de deshacerse de ellos».
La situación creada por el gato catalán ‘Negrito’, al que se le hizo una autopsia a petición de sus dueños, pues el directo murió de coronavirus, y en la casa donde vivía había otros infectados, la autopsia al felino detectó que era portador del coronavirus, aunque la causa de su muerte fue una cardiomiopatía hipertrófica.

Los gatos son las víctimas

Una vez hecha la autopsia al gato español se comprobó que la carga vírica era baja y ninguna de las lesiones que presentaba eran compatibles con la infección causada por el virus, según el informe que determinó que se contagió de SARS-CoV-2.
En el mundo cinco gatos, hasta el momento, han dado positivo por coronavirus, además de ocho grandes felinos: tigres y leones, del Zoo del Bronx, en Nueva York.
La mayoría de los animales mostraban síntomas leves de enfermedad respiratoria y se han recuperado sin problemas pues parece que son portadores pero no desarrollan la enfermedad. La experta Natàlia Majó, directora del CReSA-IRTA tras el caso español declaró al rotativo La Vanguardia que: «la transmisión de gato a gato por el momento se desconoce si ocurre y de gato a persona no hay ninguna prueba».
Los diez gatos almerienses ahora en el Zoosanitario que es de propiedad municipal están pendientes de que alguien que no esté aterrado como sus dueños anteriores, quiera adoptarlos, para lo que se pueden acudir a la Av. de Cabo de Gata, 387, hasta las 13.30 de cualquier día o llamar al 950 26 85 31.