Sin llegar al 50%de ocupación para los hoteles que han abierto especialmente en la costa almeriense, la previsión para este mes de agosto, el de vacaciones por excelencia, se prevé que estará entorno al 30%, según estimación de ASHAL (Asociación de Hosteleros de Almería), lo que dio a conocer como un desaliento.
Las consecuencias del Covi-19 y la nueva normalidad va por zonas, asíen  el parque Natural de Cabo de Gata-Níjar sí que llegaron en el mes finiquitado a la mitad de ocupación, igual que la capital; menor ha sido en el Poniente y para los establecimientos de menor calificación: hostales y pensiones.
Se sabía que no iba a ser un verano cualquiera y que sería diferente a causa de la pandemia generada por el coronavirus y de la crisis económica en la que ha derivado. Aunque las perspectivas no eran buenas ya desde el inicio de la temporada estival, como dice el refranero, la esperanza es lo último que se pierde. Sin embargo, con el paso de los días y el azote de los rebrotes en todo el país, y muy particularmente en la provincia de Almería, el sector hotelero se está encontrando con lo que más se temía: el agosto más flojo en ocupación hotelera desde hace muchísimos años.
La falta de turismo extranjero y los continuos rebrotes que están naciendo en la provincia alientan las malas previsiones. Entendiendo además que cadenas como Senador (Playa) no ha abierto ninguno de los que posee en Aguadulce, y de los 11 que tiene en la provincia tienen recepción de turistas solo seis.
En palabras del presidente de ASHAL, Diego García se encara este agosto de 31 días: «con gran pesimismo y aún más preocupación» el mes de agosto».

Tendencia pre pandemia

Sumados a los muy previsores que quieren comprar desplazamientos baratos están los que improvisan a última hora, el Covid-19 no ha sido el detonante de percatarse por donde van las infecciones para decantarse sobre donde ir, así lo reconoce García «Si el sector ya estaba acostumbrado en los últimos años a cierta improvisación, ya que una buena parte de quien nos visita no cierra sus viajes con mucha antelación, ahora nos encontramos con que el turista hace reservas hasta en cinco o seis destinos distintos a través de las plataformas de venta y hace su elección al límite del tiempo en función de las informaciones que le vayan llegando sobre esos lugares, en cuanto a rebrotes y demás, de cara a quedarse con aquel destino que le resulte más seguro».
SASHAL remata que: «El sector está tocado y hundido. O todas las administraciones públicas se ponen a trabajar y atienden las peticiones de las patronales o el futuro es desolador. Estamos hablando de que el turismo representa el 18% del Producto Interior Bruto (PIB) del país», advirtió Diego García.
Junto a los referidos hoteles del poniente, la zona turística de la ciudad El Toyo, solo mantiene abiertos 2 hoteles de los cuatro que dispone: Cabogata Garden y Cabogata Beach, y en Mojacar por ejemplo no reciben turistas varios de los hoteles clásicos de la zona de la playa. Si está abierto sin embargo el Parador Nacional de Mojácar, desde cuya dirección según afirmaron al diario IDEAL apuntaron que ambos están cerrados y están trabajando en la campaña de 2021.
Ya en el Levante almeriense, en Mojácar, Ricardo Escudero, el director de zona de Servigroup, donde la compañía cuenta con dos hoteles de cuatro estrellas, señaló que este verano solo han abierto uno de ellos y durante el mes de julio estuvo al 50% de su capacidad. En relación a agosto, Escudero señaló que las reservas varían en función de los rebrotes. «Estamos notando que se están produciendo reservas de última hora y, sobre todo, solo para los fines de semana», apuntó.
Por contra, el Parador de Mojácar, según detalló su directora Tana Blázquez a este medio, prevé una ocupación del 98% para este mes de agosto, como una ‘rara avis’ dentro de los establecimientos abiertos de toda calificación.
El sector que hará sus cuentas al acabar la campaña entorno al Día del Turismo, el 21 de septiembre, hará un balance que ya se aventura: «El sector está tocado y hundido. O todas las administraciones públicas se ponen a trabajar y atienden las peticiones de las patronales o el futuro es desolador» según el presidente de los hosteleros de Almería.