Algo más de 20 años separan a ‘Personal’ (1998) de ‘Las palabras vividas’ (2019), dos títulos icónicos, no solo por ser lo primero y lo último, el alfa y el omega de un artística que ha tocado todos los palos del rock, sino porque además se estrecha firmemente el vínculo del madrileño con el poeta Luís García Montero.
Fue el granadino y su poema “Aunque tú no lo sepas” de 1994 quien inspiró a Quique para escribir un de sus temas más recordados, especialmente porque éste fue dedicado al inigualable Enrique Urquiquijo.
Así, el circulo queda cerrado en la actual entrega del madrileño, un disco completo con poemas Luís García Montero. En una primera aproximación, el proyecto podría inspirar desconfianza o tal vez cierta curiosidad, pero si uno se adentra y bucea bajo los versos musicados, encontrará la mejor versión de González, esa que nos ha venido mostrando en sus últimos trabajos: ‘Me mata si me necesitas’ (2016), ‘Delantera Mítica’ (2013) o ‘Daikiri Blues’ (2009); esa misma que ahora resulta enriquecida con las postales, instantáneas y pasajes literarios del granadino. En definitiva, un experimento de fusión y alto voltaje no apto para amantas del conservadurismo de vidas cruzadas, que podrá ser presenciado el próximo 8 de febrero en el Auditorio Maestro Padilla. Los caminos del rock son inescrutables.

Manuel Carmona