Las instituciones que tiene la potestad sobre los espacios culturales e históricos de Almería han hecho balance de la aceptación que han unido por almerienses y visitantes en el pasado 2023. Así Junta y Ayuntamiento cuantifican las personas que han atravesado las puertas de museos y monumentos, donde la palma se la lleva la Alcazaba de Almería con 230.497 visitantes lo que supone casi 30.000 visitantes más que el año precedente.
Al principal monumento custodiado y conservado por la Junta de Andalucía le sigue el Museo Arqueológico con sus fondos propios y algunos exposiciones temporales con 56.506 visitantes a lo que le sigue el Centro de Interpretación Patrimonial del Ayuntamiento, en la Playa Vieja que ha alcanzado los 55.000 visitantes, con el aliciente aparte de su recreación, videos y exposición permanente la vistosa terraza en cubierta de toda esa parte norte del Ayuntamiento.
Los refugios de la Guerra, uno de los espacios de pago siguen como aliciente a visitantes y autóctonos tanto en visitas guiadas como las teatralidades, con 42.000 visitantes. El Ayuntamiento de Almería que se congratula de haber duplicado los visitantes a la propuesta turístico-cultural de Almería, ofrece que el Museo Doña Pakyta ha tenido 23.000 visitantes, el Yacimiento Barrio Andalusí (anteriormente denominado Mesón Gitano) con 12.300 visitantes, y La Casa del Cine y el Museo de la Guitarra Antonio de Torres que cierran con menos visitantes, pero sin ofrecer datos oficiales.
En los espacios de conservación y gestión andaluza se proporciona que el Centro Andaluz de la Fotografía, que cumplía su cuarto de siglo ha subido en casi 6.000 el número de visitantes en 2023 respecto a 2022 con 22.174 visitantes en el último ejercicio.
El Archivo Histórico Provincial ha tenido 2.055 usuarios, novecientos menos que en el año anterior, el enclave arqueológico ‘Puerta de Almería’ del parque ha tenido 4.226 visitas, doblando al año 22, el poblado de Los Millares ha llegado a los 11.641 visitantes, más de mil más Villaricos, en Cuevas de Almanzora se encuentra entorno a los 2.000 contempladores, bajando también respecto al año anterior, y el Castillo de Vélez Blanco ha alcanzado los 32.188 visitantes, casi cinco mil más que el año anterior.