Subía aquel día el rey moro
desde El Puerto a La Alcazaba
cuando encontrose a un paisano
con la faz enmascarada.
¿A do vais? de aquesta guisa
preguntó con voz airada
si ya acabó el carnaval
y la cuaresma es llegada
según dicen los cristianos
con ceniza entre sus astas.
¿Es que no sabéis señor
-contestó el hombre con calma-
que un virus descontrolado
viene aquí buscando almas
desde la lejana China
y en nuestros lares ya acampa?
-¿Un virus ? preguntó el rey.
¿Que es eso que así amenaza?
Es como un monstruo pequeño
que si te pilla, te mata,
contestó el paisano trémulo
con la su faz demudada.
Dicen que es como una gripe
de esas llamadas asiáticas
Cien médicos eminentes
de esos que gozan de fama
han estudiado el fenómeno
y no saben remediarla.
Están suspendiendo fiestas
a do van mucho las masas.
Van a cerrar los colegios
y en Valencia no habrá Fallas.
Pueden ser que hasta suspendan
aquí la Semana Santa.
No habrá partidos de futbol
ni tampoco habrá olimpiadas.
La economía se hunde
Las bolsas caen en picada.
En fin, que esto es un desastre
que quién sabe quien lo para.
Óyeme paisano, escucha
con gran atención y calma
¿Que puedo hacer por librarme
de esa fatal amenaza?
Pues quitarle la corona
a este virus que amenaza
cambiando la monarquía
por una republicana.
y el rey marchóse silvando
camino de la Alcazaba…

Ali caído (El Morisco Deprimido)