Un cartel que tiene como elemento central la fachada principal remodelada (con la cúpula acharolada) del Ayuntamiento, desde una vista aérea entre balcones, que en primer término presentan una mascarilla con el escudo de la ciudad y dos bailaoras confrentadas mas un sexteto de personajes aplaudiendo, conforman el dibujo competitivo que anunciará la Feria, que no se celebrará, y que ha sido obra, como en 2018, del ilustrador de El Alquián Antonio Lorente.
Los elementos alegóricos elegidos al COVID-19 muestran que la obra ha sido confeccionada para ser presentada en el segundo plazo (prórroga) de admisión de carteles que se hubo de suspender en primera instancia por el decreto de Estado de Alarma y las medidas de suspenso que se hubieron de acatar desde el Ayuntamiento de Almería para todo proceso concursal.
Desde la institución municipal se recuerda que los festejos de este año han sido «aplazados oficialmente, aunque mantendrán su identidad visual y algunas de sus actividades».
El elemento una vez reproducido, según se sabe y entiende el ayuntamiento es «muy demandando por coleccionistas y turistas», por lo que no se suspendió el concurso, al que ya en los primeros días de la convocatoria oficial, previo a la Pandemia habían llegado algunas obras.
El cartel de Lorente compitió con otros 9 carteles y fue seleccionado al final de esta penúltima semana de junio de 2020 por especialistas en artes plásticas, publicidad y diseño, junto a representantes de los grupos municipales y técnicos municipales.
La Feria de Almería ya tiene su cartel y se ha extractado de la imagen para la adaptación al abanico, que ese año se venderá a un precio y cuyos fondos serán para un fin solidario aún sin determinar, ya que los 50.000 euros que costaban los abanicos que se han expendido tradicionalmente de forma gratuita el Ayuntamiento decidió destinarlos a mascarillas que ha ido entregando a la ciudadanía.