La llegada de la obra se debe a la iniciativa por los 200 años de El Prado: ‘De gira por España’

Dentro de la serie de bufones que pintó Diego de Silva y Velázquez, el pintor cortesano del siglo XVII y uno de los artistas españoles más influyentes en todos los oficiantes de la pintura española y europea posteriores, junto con Francisco de Goya y Lucientes, ‘El bufón Calabacillas’ se encuentra en Almería, en el Museo Arqueológico, dentro del plan que el Museo del Prado está llevando a cabo para conmemorar sus doscientos años de historia acercando obras originales a ciudades fuera de Madrid en un programa titulado ‘De gira por España’.
Esta iniciativa que honra al Museo Nacional del Prado, ha hecho que al museo de Almería, por contar con un buen espacio expositivo y suficientes medidas de seguridad se haya podido traer este retrato de 106 x 82 centímetros, resuelto al óleo y que muestra muy característicamente las veladoras de Velazquez, realizado entre 1635 y 1639 y que procede de la Colección Real.
La obra retrata a Juan Calabazas que sirvió primero como bufón del cardenal infante don Fernando de Austria y en 1632 pasó al servicio del rey, para morir siete años más tarde. Es uno de los varios retratos de bufones de Velázquez que basan su eficacia comunicativa en la presencia imponente del personaje en un primerísimo primer plano, su ubicación en un lugar indeterminado, su extraña y casi descoyuntada postura y su expresión insólita. En esta obra destaca el tratamiento técnico, sobre todo de la cabeza, realizada a base de un eficaz difuminado. Es uno de los cuadros de bufones más conocido junto al de ‘Sebastián de Morra’.
La obra que permanecerá exhibida en Almería hasta el 5 de mayo se puede visitar en el museo, en Carretera de Ronda, 91 hasta el 5 de Mayo de 2019 en horario de martes a sábado 9:00 a 21:00, y domingos y festivos de 9:00 a 15:00 horas. Lunes cerrado.