El aeropuerto de Almería ha cerrado el año 2023 con un crecimiento del 10,2% hasta llegar a los 775.000 pasajeros, ocupando un modesto puesto en cuanto al resto de andaluces, muy lejos por supuesto del de Málaga, que ha ascendido al cuarto puesto de España tras Madrid, Barcelona y Baleares, y por debajo también del Granada-Jaén que tan cercano nos queda, y lejos también del bienio que inauguraron los Juegos Mediterráneos de 2005-2007 en que el aeropuerto de El Alquián, ahora bautizado como ‘Antonio de Torres, llegó a superar el millón de viajeros que mantuvo.
En el año cotejado han sido 11.817 las llegadas y salidas de aeronaves, un 7,7 más que en el año anterior, concentrándose la mayor parte entre abril y octubre, con un 51% de vuelos internacionales.
En este segmento de viajes fuera del territorio nacional es Reino Unido quien concentró la mayor parte con 235.226 viajeros, seguido de Bélgica con 45.321, Holanda con 22.277, Luxemburgo con 13.204, República Checa con 11.775, Polonia con 9.007 y Alemania con 8.560.
En los tránsitos a España los más usados son los de Madrid, Barcelona y Sevilla, que son una constante de protesta de los viajeros por el alto coste de estos pasajes, comparado con otros internacionales.
El Aeropuerto de Almería dentro de los de Andalucía queda pues en cuarto puesto de tránsito de pasajeros, pero asciende a ser el segundo por el que llega el turista extranjero, pues es un dato claro de los ofrecidos por el balance del último año de aeropuertos españoles que es un recurso turístico de verano ya que el 80% de pasajeros llega de abril a octubre contabilizado en los vuelos comerciales que es lo que se coteja en estos datos, apartando la aviación general y ejecutiva.