La Asociación de Amigos de la Alcazaba ha organizado dos conferencias los días 1 y 8 de febrero en el Museo de la Guitarra y dos rutas por la ciudad y la provincia los días 3 y 17 de febrero bajo el título de ‘De la posguerra al desarrollismo. Arquitectura y urbanismo en Almería (1939-1975)’.
La asociación de defensa del patrimonio quiere contribuir a un mejor conocimiento y comprensión de los cambios producidos en Almería durante este periodo.
La primera conferencia del uno de febrero será a las 18.00 horas, bajo el título ‘Arquitectura y vivienda para después de una guerra’, por el historiador del arte Alfonso Ruiz García. La segunda, a las 19.00 horas, será ‘La destrucción de la imagen histórica de Almería’, por el arquitecto Juan Díaz Pérez.
La segunda sesión de conferencias será el jueves, 8 de febrero, de nuevo en el Museo de la Guitarra y con el mismo horario. La primera a las 18.00 horas sobre ‘Los pueblos de colonización, por el arquitecto Pablo García Pellicer, y la segunda, a las 19.00 horas, con ‘La ley de Memoria Democrática y su aplicación en la ciudad de Almería. Placas, símbolos y calles’, por el historiador de la UAL Óscar Rodríguez Barreira, lo que permitirá abordar las consecuencias que tendrá la aplicación de la Ley de Memoria Democrática en Almería. “Es un aspecto de enorme actualidad al estarse desarrollando los trabajos de una comisión de expertos creada por el Ayuntamiento de Almería a tal efecto”, destacan desde Amigos de la Alcazaba.
Las conferencias se verán completadas por sendos itinerarios, que serán los sábados 3 y 17 de febrero. Estas visitas precisan de inscripción previa, que se realizarán los días de las conferencias. El sábado 3 Alfonso Ruiz y Juan Díaz harán un recorrido urbano, de 9.00 a 12.30 horas bajo el título de ‘Almería: de la ciudad horizontal a la crisis del desarrollismo’. El sábado, 17 de febrero, con salida a las 9.00 horas y finalización a las 18.00 horas, incluyendo almuerzo, será ‘De la tradición a la vanguardia en la arquitectura almeriense’. Un recorrido por Ciudad Jardín, la Universidad Laboral y los pueblos de colonización Atochares y El Solanillo que será guiado por Alfonso Ruiz, Miguel Centellas Soler (arquitecto) y Pablo García Pellicer.

En contexto histórico en ponderación de la asociación

En 1939 Almería era una ruina. La larga y cruel guerra civil dejó un desolador panorama económico, político y moral, del que tardará en recuperarse. Los vencedores pusieron la arquitectura al servicio del Estado totalitario, tratando de llevar a cabo sus sueños imperiales y crear un estilo propio, como lo hizo el fascismo y el nazismo, a la vez que intentaban paliar poco a poco la inmensa carencia de viviendas existente, utilizando siempre las actuaciones al servicio de la propaganda del Régimen.
En esos casi cuarenta años de nuestra historia se vivió una enorme transformación, de la Autarquía de los años 40 y 50 al Desarrollismo de los años 60 y 70, con su correspondiente reflejo en la arquitectura y el urbanismo. Pero nada hay monolítico y sin fisuras, y en cada etapa existió la variedad, la coexistencia de tradición y vanguardia, como muestra el contraste entre la delegación de Hacienda y la antigua Estación de Autobuses, o los elementos de modernidad existentes en la utopía autárquica de Ciudad Jardín o los pueblos de Colonización.
En estos años la ciudad creció, saltó definitivamente al otro lado de la Rambla, surgiendo nuevos barrios de la periferia. Pero especulación urbanística se cebó especialmente en el interior de la ciudad histórica, que sufrió un desarrollismo feroz, la liquidación de la Almería horizontal y una progresiva destrucción de nuestra arquitectura tradicional, que desgraciadamente todavía no ha concluido.