La Biblioteca Municipal se llamará José María Artero

El edificio que llevará el nombre del editor cuenta con nueva partida de dinero y se supone que estará para Navidad

Después de las votaciones con la app Almería Participa, que se cayó varias veces de la red, y con un escrutinio hasta el 25 de agosto, en plena feria, ha resultado que la Biblioteca Municipal de Almería, en el antiguo cuartel de la Policía Municipal en la calle Santos Zárate, se llamará José María Artero.
El editor, profesor, fotógrafo, escritor y columnista que fundó, junto a Carlos Pérez Siquier, el icónico Grupo AFAL y puso en marcha la emblemática Librería y Editorial Cajal ha ganado por el 54, 3&% de los votos emitidos (1.951), siguiéndole el nombre de Carmen de Burgos Colombine con el 32∞ de los votos.
Los otros nombres posibles para el establecimiento cultural, de estudio, consulta y cultura tenaz ven liza otros nombres como el de Juan Goytisolo, Celia Viñas, Guillermo Langle, Padre Tapia o B biblioteca Central.
José María Artero fue una figura indiscutible desde los años sesenta en el progreso y vivacidad cultural almeriense. Fue uno de los creadores del Ateneo de Almería, de la programación de las primeras ferias del libro, escribió varios libros sobre distintos temas, y sobre todo será recordado como profesor por sus alumnos del Nicolás Salmerón. La única adscripción política que tuvo fue a la UCD.
Dinero para libros y ordenadores
La conclusión de las obras y el equipamiento de la biblioteca nueva no hace más que retrasarse desde noviembre del pasado año, y parece que para el próximo mes de noviembre podrán estar concluida, tras adquirir equipamientos y fondos, para ello el equipo de gobierno del Ahyuntamiento de Almería ha aprobado el suministro de equipamiento informático y de servicios por un importe de 202.614 euros. Este expediente concreto contempla la adquisición de 27 ordenadores de sobremesa, 61 ordenadores portátiles que serán objeto de préstamo para los usuarios de la biblioteca municipal, 30 tabletas digitales, 5 impresoras, 2 escáneres, servicio de cartelería digital y 9 lectores de códigos de barras. Además, incluiría un servicio mecanizado de autopréstamo de portátiles y otros dispositivos digitales y otro servicio más de autopréstamo y devolución de libros y otros materiales.
Por otro lado también se han iniciado los trámites de contratación del suministro e instalación de la colección fundacional de la Biblioteca Central del Ayuntamiento con un presupuesto de licitación de 420.027 euros. En concreto, se va a contratar la compra de 12.750 libros, 2.000 volúmenes de material audiovisual y, en cuanto a colección digital, se va a contar con cerca de 6.000 préstamos de colección digital, además, de suscripciones a determinados fondos digitales.
Respecto a los nombres descartados, el alcalde de la ciudad Ramón Fernández Pacheco ha dicho por activa y pasiva que salas, salón de actos y otras dependencias también podrían bautizarse, por lo cual quizá los nombres en liza tendrán espacios a su nombre en el interior del inmueble.

Figura clave de la Almería de la segunda mitad del siglo XX, Artero se ha impuesto finalmente a la periodista y escritora Carmen de Burgos con un 54 por ciento de los votos, frente al 32 por ciento registrado por la autora de ‘Puñal de claveles’ y ‘Los ina­daptados’, cuya candidatura contaba con el respaldo de colectivos como la Asociación de la Prensa, el Colegio de Periodistas de Almería y el sindicato Comisiones Obreras. Les siguen de lejos las propuestas de llamar al centro Biblioteca Central Ciudad de Almería (5,82 por ciento) y Jose Ángel Tapia (2,43 por ciento), en memoria del investigador local.

El papel de la familia Artero ha resultado clave en esta consulta popular en la que han participado un total de 1.951 personas. Movilizada desde el primer momento, se ha empleado a fondo para que su antepasado dé nombre a la biblioteca y consiga así la difusión que merece su figura. “Estamos encantadísimas con la noticia, lo que hemos hecho ha sido hacer piña a través de un grupo de Whatsapp de la familia donde nos hemos volcado para conseguir votos por donde hemos podido; somos muchos y hemos ido contabilizando los apoyos que lograba cada uno”, apuntaban hoy en SER Almería Yolanda Peiró Artero y Julia García Artero, nietas del editor y fotógrafo.

Aunque “todos los candidatos reúnen méritos de sobra” -entre ellos figuraban también los escritores Juan Goytisolo y Celia Viñas y el arquitecto Guillermo Langle-, a su juicio “el más idóneo” es José María Artero. “Fue un gran agitador cultural, siempre volcado en la cultura almeriense, todo lo hacía por y para Almería, por el profundo amor que profesaba a esta tierra. Colaboró en multitud de iniciativas culturales y asociativas que se pusieron en marcha: el Ateneo, la Feria del Libro, AFAL, Cajal. Y su vida siempre estuvo ligada a los libros, le habría encantado dar nombre a una biblioteca”, añadían.

A lo largo del proceso participativo, los Artero no se han conformado con pedir el voto, sino que han trabajado para transmitir los logros del cabeza de familia de modo que se le apoyase conscientemente. Ahora ven en el hecho de que vaya a dar nombre al centro la oportunidad perfecta para acercar su legado a las nuevas generaciones.

El Consistorio, satisfecho

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Almería, el concejal de Cultura, Educación y Tradiciones, Carlos Sánchez, se ha confesado hoy satisfecho ante el resultado de la encuesta para elegir el nombre de la nueva Biblioteca Municipal. “Más allá de que haya ganado quien haya ganado (nosotros no nos hemos decantado por ninguna de las opciones), consideramos que ha sido muy positivo el hecho de someterlo a una votación popular y electrónica a través de la app ‘Almería Participa”, ha indicado en declaraciones a LA VOZ.

El edil ha valorado de forma positiva que la participación haya ascendido a casi 2.000 personas y ha señalado que “conforme más funcione, más se conocerá”. “Para ser la primera vez, no está mal el dato y me alegra que haya una opcion claramente ganadora, ya que al estar por encima del 50 por ciento no tiene sentido hacer una segunda vuelta. Además, Artero es una persona que no tenía nada a su nombre, mientras el resto sí tenía calles, plazas; es una decisión acertada”, ha opinado.

La encuesta para elegir un nombre para la Biblioteca se abrió el pasado mes de mayo con ciertos fallos de funcionamiento en la aplicación ‘Almería Participa’ y críticas del decano de los Ingenieros Técnicos en Informática de Andalucía. La consulta se cerró este sábado 25 de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *